nos impactó la columna de Arturo Pérez-Reverte “Cada vez más indefensos, cada vez mas solos”  En ella diserta sobre la situación de indefensión en la que se quedan muchos de nuestros mayores cuando las entidades bancarias cierran esa sucursal de barrio, esa sucursal de toda la vida, a donde acuden cuando necesitan un consejo sobre sus finanzas, pagar en caja un recibo … Se ven abocados a un mundo digital que en muchos casos les resulta extraño y hostil.

en iberenta® sabemos de la importancia del conocimiento y contacto personal  en un contrato como el del alquiler en el que la confianza resulta el elemento clave (más que la renta, el inmueble …) Confianza en que el arrendatario cuidará de nuestro piso o casa. Confianza en que pagará la renta. Confianza en que el inmueble alquilado está en la situación indicada e idónea para alquilar. Así que sin olvidarnos del mundo digital (lo cual sería absolutamente imposible en estos tiempos) apostamos por la presencia física  de forma que

no trabajamos en una localidad

si no contamos con una oficina abierta al público en la misma