El diagnóstico del FMI (Fondo Monetario Internacional)

“La crisis del coronavirus podría empeorar los problemas de asequibilidad de los alquileres, especialmente para los grupos vulnerables”.

Causas de este empeoramiento :

Directamente derivadas de la crisis covid

Mayor comprensión del lado de los ingresos, debido a la crisis económica derivada de la crisis sanitaria,  que del lado de los alquileres/rentas.

Mayor afectación de la crisis a colectivos muy vulnerables  que frecuentemente viven en alquiler. Entre estos colectivos el FMI destaca a jóvenes, hogares pobres y migrantes. “Se encuentran entre los segmentos más duramente golpeados por la crisis porque los trabajadores poco cualificados son menos propensos al teletrabajo y muchos de ellos se emplean en los sectores más afectados, como el turismo”

Estructurales del mercado del alquiler en España

Porcentaje de arrendatarios realizando un sobresfuerzo. España es ya uno de los países europeos con mayor porcentaje de arrendatarios que realizan un sobreesfuerzo para pagar la casa (se considera que esta situación se da cuando los gastos del hogar suponen más del 40% de los ingresos)

Acceso de los jóvenes al mercado laboral con contratos temporales y bajos sueldos. La falta de ahorros y no cumplir los requisitos para acceder a un crédito hipotecario les lleva a mirar a la vivienda en alquiler y no a la adquisición de una en propiedad.

Tensiones en la oferta y demanda en el mercado de alquiler. Mayor aumento de la demanda que de la oferta de alquiler “La demanda de casas de alquiler ha aumentado en los últimos años, especialmente entre hogares jóvenes de algunas zonas urbanas”. Pero “la oferta no ha seguido el mismo ritmo” lo cual ha conducido a un incremento en las rentas : “Con estos datos, vemos que los precios del alquiler a nivel nacional comenzaron a subir en 2014. En agosto de 2020, los precios de alquiler están alrededor de un 30% más altos que en 2007”, destaca el informe. “Sin embargo, los precios de venta están aproximadamente un 15% más bajos que en 2007”, compara el FMI con datos de idealista.

Las recomendaciones

1.– incremento del número de viviendas destinadas al alquiler social.

Con solo un 2,5% del total de casas que se arriendan en manos de las diferentes Administraciones (según las últimas estimaciones del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) España cuenta con uno de los parques públicos de alquileres más exiguos de Europa  y una

2.- mejorar la eficiencia, disminuyendo la burocracia, de las las medidas de apoyo al alquiler para los más necesitados de forma que se les facilite el acceso a las mismas.

3.- simplificación de la normativa urbanística relativa al suelo de forma que se impulse la construcción de un mayor parque residencial en alquiler, aumentado también así la oferta de alquiler social o asequible.

4.- asegurar buenas infraestructuras públicas que conecten las ciudades de crecimiento rápido con localidades más asequibles.

5.– simplificación de la regulación legal tanto del suelo como del alquiler de forma que se evite  tanto una protección excesiva del arrendatario como la incertidumbre jurídica sobre sector inmobiliario previniendo así los efectos adversos en la oferta de arrendamientos”

Algunas medidas ya adoptadas :

aumentó el plazo mínimo de los arrendamientos a cinco años,

la publicación de una estadística oficial de precios o

los planes para aumentar los recursos públicos dedicados al arrendamiento social

Claramente  el FMI apuesta por que los esfuerzos de las diferentes Administraciones se centren en abordar las limitaciones del lado de la oferta, ya que la elasticidad de la oferta de vivienda es relativamente baja en España,