Pregunta:

Mi madre falleció dejándome en herencia un piso que tenía alquilado. Tengo una serie de dudas:

1.- ¿Debo firmar otro contrato con el inquilino o continua siendo válido el contrato firmado con mi madre?

2.- ¿Estoy obligado a renovar el alquiler del piso?

3.- ¿Puedo vender el piso?

Si quien falleciese fuera el arrendador, son los herederos del arrendador fallecido los que estarían obligados a continuar con el arrendamiento por el tiempo de contrato que restase por cumplir, excepto que el arrendador fallecido fuera el usufructuario de la vivienda, en este caso al fallecimiento del arrendador usufructuario se extinguiría el arrendamiento y no se transmitiría a sus herederos.

Es decir, el inquilino, salvo en la excepción indicada, podrá continuar viviendo en el inmueble alquilado hasta la fecha marcada en el contrato.

-No debe firmar un nuevo contrato a su nombre. El firmado por su madre continúa siendo válido y los derechos y obligaciones que tendrá son exactamente los mismos que los que tenía su difunta madre.

– Puede vender el piso aunque tenga inquilino pero el comprador deberá respetar el contrato de alquiler igualmente.