Pregunta:

Vivo en un piso alquilado y en uno de los balcones en la zona de la barandilla se ha levantado el suelo y un trozo de ladrillo provocando un desconchado. Tengo miedo de que pueda caerse a la calle algún trozo de ladrillo o similar ¿Sería responsable como inquilino si esto sucediese y provocase un daño a un transeúnte? ¿Tengo que avisar al propietario?

Respuesta:

Usted debe avisar al dueño, porque le obliga el Art. 21. 3 de la LAU:

” El arrendatario deberá poner en conocimiento del arrendador, en el plazo más breve posible, la necesidad de las reparaciones que contempla el apartado 1 de este artículo*, a cuyos solos efectos deberá facilitar al arrendador la verificación directa, por sí mismo o por los técnicos que designe, del estado de la vivienda.”

 

*21.1 “El arrendador está obligado a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario a tenor de lo dispuesto en los artículos 1.563 y 1.564 del Código Civil.

Y debe hacerlo por escrito y de forma que pueda demostrar que lo hizo. El burofax sigue siendo el mejor modo de realizar estas comunicaciones “oficiales”. En este escrito se mencionará expresamente, si lo hay, el peligro de caída de materiales a la calle con el consiguiente riesgo de provocar daños a los transeúntes.

¿Debo avisar al Administrador de la Comunidad? ¿Por qué debo hacerlo?

Sería muy interesante comprobar que dicen los Estatutos de la Comunidad sobre los balcones, terrazas y su estructura y barandillas. Salvo que los considere como elementos privativos, tendrán la consideración de fachada y, como ésta última, elementos comunes y por tanto sería la comunidad la responsable de su reparación o de la responsabilidad civil en caso de accidente.

 

Art 10 de la LPH “Será obligación de la comunidad la realización de las obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios, de modo que reúna las debidas condiciones estructurales, de estanqueidad, habitabilidad y seguridad.”

También este aviso se realizará por escrito y mencionando, si lo hay, el peligro de caída de materiales a la calle con el consiguiente riesgo de provocar daños a los transeúntes.

Tanto comunidades como propietarios suelen tener seguros de responsabilidad civil, pero lo mejor es evitar posibles víctimas.