La obligación de depositar la fianza, nace, automáticamente cuando se celebra un contrato de arrendamiento en los casos en que la Comunidad Autónoma correspondiente lo ha establecido así. Y lo han hecho todas las Comunidades Autónomas salvo Asturias y Navarra.

¿Quién exige el depósito de esta fianza? La Administración Pública Autonómica

¿Cuál de las dos partes del contrato resulta obligada a depositar esta fianza? El arrendador. Y lo es incluso si hubiese renunciado a exigírsela al arrendatario ó no hubiese llegado a recibirla de éste. Es una obligación

Objeto del depósito. Uno o dos meses de renta. Es una obligación marcada por ley con independencia de lo que acuerden las partes.

 Retirada del importe de la fianza. Una vez finalizado el contrato de arrendamiento procede la devolución de la cantidad depositada. Para ello el arrendador debe presentar el recibo del depósito y el ejemplar para el arrendador del contrato de alquiler. Transcurrido un mes desde que el arrendador solicite la devolución de la fianza por finalización del contrato, si no se ha producido esta restitución la Administración quedará obligada a pagar el interés legal correspondiente.

Sanciones por incumplimiento de esta obligación.  Cada comunidad autónoma regula las sanciones que lleva aparejado el incumplimiento de esta obligación por parte del arrendador